Hojas amarillas en tomate

RAZONES POR LAS QUE LAS HOJAS DE TOMATE PUEDEN VOLVERSE AMARILLAS
27
Feb

Razones por las que las hojas de tomate pueden volverse amarillas

Una de las preguntas que suelen hacer los productores de tomate es: “¿Por qué las hojas de mis tomates se vuelven amarillas?”

Hay muchas razones posibles por las que las hojas de tomate pueden volverse amarillas. Estas incluyen riego excesivo, deficiencias de nutrientes, enfermedades fúngicas y enfermedades virales.

El patrón del amarilleo y la ubicación en la planta donde las hojas se vuelven amarillas, pueden ayudar a identificar la causa de este problema. Intenta responder las siguientes preguntas:

¿Aparecen manchas en las hojas?

¿Ocurre algún síntoma adicional, como necrosis, quemadura de las punta de las hojas o marchitamiento?

¿ El amarilleo de las hojas apareció por primera vez en las hojas inferiores o superiores?

¿Cuál es la patrón del síntoma?

¿La hojas se vuelven amarillas de manera uniforme?

¿La clorosis aparece entre las venas?

¿Aparecen manchas amarillas en las hojas?

¿Hay color amarillo alrededor de manchas necróticas?

¿Es un mosaico?

A veces no es fácil detectar las diferencias y responder con precisión a estas preguntas. Sin embargo, vale la pena el esfuerzo. Es de suma importancia reconocer la causa exacta por la cual las hojas de tomate se vuelven amarillas, esto ayudará a seleccionar el tratamiento correcto.

 

RIEGO EXCESIVO

Cuando se aplica riego excesivo, el agua reemplaza el oxígeno en el suelo. La falta de oxígeno mata las raíces y la planta no puede absorber agua ni nutrientes.

Como resultado, las hojas se vuelven suaves y se vuelven amarillas uniformemente, es decir, toda la hoja se vuelve amarilla. El riego excesivo no solo hace que las hojas de tomate se vuelvan amarillas, sino que también produce frutos de tomates agrietados. También puede resultar en marchitamiento de la planta y en podredumbre apical de los frutos.

 

 

DEFICIENCIAS NUTRICIONALES

Las deficiencias de algunos nutrientes pueden causar el amarillamiento de las hojas de las plantas de tomate. La posición de las hojas amarillentas en la planta y el patrón amarillo pueden decir mucho acerca de las posibles causas.

Deficiencia de nitrógeno en el tomate: las hojas más viejas de la planta se vuelven pálidas y amarillas primero. El amarilleo se extiende gradualmente a las hojas más jóvenes.

Deficiencia de azufre en tomate: los síntomas se asemejan a la deficiencia de nitrógeno, donde las hojas de tomate se vuelven uniformemente de color verde pálido o amarillo. En contraste con la deficiencia de nitrógeno, los síntomas de deficiencia de azufre aparecen primero en las hojas superiores y progresan hacia las hojas inferiores, hasta que toda la planta se torna uniformemente clorótica.

Deficiencia de hierro en tomate: se caracteriza por clorosis entre las venas de las hojas más jóvenes y clorosis en la base de la hoja. La deficiencia severa de hierro hace que las hojas se blanqueen completamente (amarillo muy pálido).

Deficiencia de magnesio en tomate: también resulta en el amarillamiento de las hojas. La clorosis entre las venas de las hojas comienza cerca de los márgenes de las hojas más viejas y se disemina hacia el centro de la hoja. Manchas necróticas marrones también pueden desarrollarse entre las venas de las hojas que muestran síntomas.

Deficiencia de potasio en tomate:  los bordes de las hojas más viejas se vuelven cloróticas y en una etapa más avanzada de la deficiencia, las puntas y los bordes de las hojas desarrollan una necrosis marrón.

 

ENFERMEDADES FUNGOSAS

diferencia de las deficiencias de nutrientes, el color amarillo de las hojas de tomate que es el resultado de una enfermedad fúngica no es uniforme en su patrón y distribución sobre la hoja. La Clorosis puede aparecer alrededor de las manchas en las hojas, solo en un lado de la planta, solo en un lado de la hoja, etc.

Marchitez por Verticillium en tomate: los síntomas incluyen manchas amarillas en forma de V entre las venas, que progresivamente se convierten en manchas marrones y, con el tiempo, las hojas se secan. Los síntomas aparecen primero en las hojas inferiores, comenzando desde el margen de las hojas.

Marchitamiento por Fusarium: causa un amarilleo de las hojas, a menudo en un lado de la planta de tomate. Las hojas más viejas mostrarán los síntomas primero. A medida que avanza la enfermedad se marchita la planta.


Síntomas de manchas foliares por Septoria

ENFERMEDADES VIRALES

Varias enfermedades virales del tomate causan el amarilleo de las hojas.

Por ejemplo, los síntomas de ToCV (virus de la clorosis del tomate) y TICV (virus de la clorosis infecciosa del tomate) comienzan con una clorosis entre las venas de las hojas más viejas. Estos síntomas pueden confundirse fácilmente con los síntomas de deficiencia de magnesio. A medida que avanza la enfermedad, las hojas comienzan a espesarse y enrollarse.

El virus del rizado amarillo de la hoja del tomate (TYLCV) causa un daño severo al tomate. Los síntomas incluyen retraso del crecimiento, enrollamiento y coloración amarillenta de las hojas. Estos virus son transmitidos por la mosca blanca.

Para resumir, pueden haber muchas razones por las cuales las hojas de tomate pueden volverse amarillas. La clave para una correcta identificación y tratamiento es prestar atención al patrón exacto de los síntomas y conocer las condiciones que afectan las posibles causas. Sólo así se podrá hacer un diagnóstico acertado y lograr el tratamiento más adecuado.

Interveinal chlorosis and leaf curl in tomato, caused by Tomato Chlorosis Virus
Síntomas del virus de clorosis del tomate

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...