fbpx

La fertilización de base

28
Ago

La fertilización de base

Dependiendo del tipo de suelo, los fertilizantes se pueden aplicar a los cultivos antes de la siembra, justo después de la siembra o fraccionar la aplicación durante el ciclo del cultivo.

La aplicación de fertilizantes antes de la siembra conoce como “fertilización de base”. Esta práctica puede ayudar a llevar los nutrientes del suelo a un nivel adecuado y garantizar que el cultivo tenga una reserva de nutrientes para usar en el momento en que se los necesita.

En comparación con otros métodos de aplicación de fertilizantes, es fácil de aplicar y los fertilizantes se pueden esparcir uniformemente sobre el campo.

 

LA DOSIS DE LA FERTILIZACIÓN DE BASE

La dosis de fertilizantes que se debe aplicar como una aplicación basal depende del estado nutricional del suelo, la textura del suelo y las propiedades de los nutrientes que se aplicarán.

El análisis del suelo: la decisión de qué nutrientes aplicar como fertilización de base y en que dosis debe basarse en los resultados de un análisis de suelo.

La textura del suelo: los suelos ligeros, que tienen una textura gruesa, pueden retener una cantidad menor nutrientes que los suelos de textura fina. Por lo tanto, la fertilización de base en suelos arenosos puede provocar pérdidas de nutrientes por lixiviación y, como resultado, el cultivo puede sufrir deficiencias de nutrientes y el fertilizante aplicado puede desperdiciarse. Por otro lado, los suelos de textura fina pueden retener una mayor cantidad de nutrientes y, por lo tanto, se pueden aplicar mayores dosis de fertilización de base.

Fertilización de base con nitrógeno: El nitrógeno en la forma de nitrato (NO3) no se retiene en los coloides del suelo y, por lo tanto, puede lixiviar por debajo de la zona radicular del cultivo. Por lo tanto, la dosis recomendada de nitrógeno nítrico para la fertilización de base no debe superar el 30% del requerimiento total de nitrógeno por el cultivo, dependiendo de la textura del suelo. En suelos arenosos, la fertilización de base con nitrógeno no se efectiva.

Fertilización de base con fósforo: el fósforo es inmóvil en el suelo debido a sus interacciones con otros elementos, como el calcio, aluminio y hierro. Por lo tanto, la fertilización de base con fósforo es común. La dosis común de fósforo que se aplica como fertilización de base está dentro del rango del 50-100% del requerimiento total de fósforo, donde el 100% se aplica con mayor frecuencia en suelos limosos y arcillosos.

Fertilización de base con potasio: La movilidad del potasio en el suelo es intermedia. Debido a que el potasio es un ion una carga positiva, puede ser adsorbido a las partículas del suelo. Por lo tanto, la dosis de aplicación de potasio en la fertilización de base se encuentra dentro del rango del 20-50% del requerimiento total de potasio por el cultivo.

 

RIESGOS RELACIONADOS CON LA FERTILIZACIÓN DE BASE

Aunque la fertilización de base es conveniente y más fácil de aplicar que aplicaciones fraccionadas, también implica algunos riesgos.

  1. Lixiviación de nutrientes: Los nutrientes que se aplican demasiado temprano en la temporada, pueden lixiviar por debajo de la zona radicular del cultivo, especialmente en suelos de textura gruesa. Los altos niveles de precipitación o riego excesivo pueden dar lugar a la lixiviación y, como resultado, a deficiencias de nutricionales.
  1. Escurrimiento: El fósforo no es móvil en el suelo y permanece principalmente en la capa superior del suelo. Por lo tanto, puede perderse por escurrimiento. El fósforo perdido por escurrimiento llega a lagos y ríos y causa un problema ambiental.
  1. Volatilización del nitrógeno como gas de amoníaco: Ocurre cuando se aplican fertilizantes de urea o nitrógeno a base de amonio cerca de la superficie de suelos cálidos, húmedos y con pH elevado. En tales condiciones, la urea y el amonio se convierten en gas amoniaco (NH3) y se volatilizan. La aplicación de base con fuentes de nitrógeno de amonio y urea puede resultar, por lo tanto, en grandes pérdidas de nitrógeno, si el fertilizante nitrogenado no se incorpora adecuadamente al suelo.
  1. Salinidad: La aplicación de altas dosis de fertilizantes como fertilización de base aumenta la salinidad del suelo. Esto puede dañar plántulas o evitar la germinación de semillas. Debe considerarse el índice salino del fertilizante, que es la medida del potencial del fertilizante para aumentar la salinidad en la solución del suelo.
  1. Toxicidad específica: Algunas fuentes de nitrógeno pueden ser tóxicas para semillas y plántulas si se aplican en dosis altas. Por ejemplo, el amonio  (NH4+) y el amoníaco aplicado como amoníaco anhidro, o formado como resultado de la aplicación de urea. Por lo tanto, las condiciones bajo las cuales se aplican los fertilizantes a base de urea o amoníaco y el método de aplicación deben considerarse cuidadosamente.

 

RESUMEN

La aplicación de fertilizantes antes de la siembra es una forma común, conveniente y económica de aplicar fertilizantes a los cultivos cultivados en el suelo. Sin embargo, esta práctica conlleva algunos riesgos que el productor debe tener en cuenta, y no se puede aplicar bajo ciertas condiciones.

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...